viernes, 26 de enero de 2007

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

La calefacción a 23 grados y tengo frío... esto no puede ser, empastillada total, y la voz no termina de volver, al menos ya no me duele la cabeza.

En cuanto a otros temas, me pasó ayer, que, claro, tras una semana y pico metida a monja de clausura, vestirse para ir a l médico es tooodo un acontecimiento, y pensé "oye ya puestos me estrenos los calcetines recién hechos con la stocka colori" y descubrí aquello que me dicen todos aquellos a quienes he hecho calcetines hasta ahora, resulta que siempre he hecho calcetines para otros, estos son los primeros para mí. Cuando he hecho unos calcetines a alguien siempre me dicen que les da pena ponérselos, y yo me quedaba pensando "pues vaya tontá, si para que te los pongas los he hecho" pues ayer me puse un calcetín me lo miré y pensé ¡ay que lindooooo! y me lo quité y lo doblé y lo guardé. Lo mejor fue cuando se lo conté en el coche, hacia el médico, a MedioLimón, que se partía, y me decía "y me dices a mí que porqué no me pongo los míos" así que, nada de penas, hay que estrenarlos pero ya. ¿No os ha pasado a vosotras?

En otro orden de cosas, Medio Limón venía envidiando a muchas blogueras que tuvieran su propia máquina de hacer pan, ya que a él el pan le encanta y está super animado con eso de hacer pan así que ayer se compró su maquinita y este fin de semana promete un delicioso olorcillo en casa

2 comentarios:

fifilota dijo...

ummm... pan!!! ¡¡Qué rico!!
Seguro que cuando termine los calcetines -que tengo empezados desde octubre- no me los querré poner... casi que voy a tejer otra cosa entonces!!! je je je

alimeda dijo...

mmm... a mí también me está picando la afición paneril. Lo único que me frena es: dónde guardarla en mi micro piso? Tendré que aguantarme a una mudanza a una vivienda un poco más espaciosa. cachis!
je, je. Lo de los calcetines es verdad. Yo todavía no he hecho ninguno (en el 2010 le tocará el turno, me parece a mí). Pero mi mami me había hecho cuando era pequeña y a mí me daba una penita... caminaba de puntillas para no estropearlos...