sábado, 15 de marzo de 2008

Caminando


Hace unos tres años vine a Leganés, un lunes de Pascua en busca de una tienda de lanas que había visto por internet, vine y me atendió una mujer estupenda. El viernes decidí irme en busca de ésa tienda para comprar unos ovillos de Katia para un kiri para mi hermana, que prentende ser enooorme. Me animaba a buscar la tienda, un poco a tientas, el que estuviera el el radio de acción de la que ahora es mi parada de metro. Salí por la salida contraria a la que uso cada día y busqué hacia arriba y hacia abajo, pero no encontré la calle, como venía del trabajo y con tacones decidí irme a casa y buscar hoy, sábado más tranquila y cómodamente. Cuando volví a casa lo hice dándo un rodeo, decidí dar la vuelta a un bloque que hay antes de la plaza que da acceso a mi calle, mientras lo hacía me decía: "pero mujer ésto hazlo un día que no hayas andado todo Madrid". Pero de repente ahí estaba, la tienda, a escasos 200m de casa. Y pensé que quizá en la vida todo sea un poco así, buscas algo que deseas por todas partes, dónde crees que puede estar y cuando decides tomar otro camino llega, solo.
Compré perlé en camel.

5 comentarios:

Pioggia dijo...

Así me pasó una vez en Madrid... caminábamos por Argüelles en busca de una oficina de Federal Express cuando di con una tienda de lanas donde hice algunas compras. Un año después regresamos a Madrid y nos fue imposible dar con la tiendita en cuestión. Supongo que la siguiente vez que vaya a Madrid iré bien equipada con la dirección de Federal Express :-)

Laurix dijo...

¡qué razón tienes! Yo siempre digo que no siempre se encuentra cuando se busca, a veces las cosas aparecen sin buscar.
¡Estamos deseando ver ese kiri! :-P

fifilota dijo...

Pues si, a veces las cosas, las personas aparecen justo donde no las estabas buscando... ¿para qué perder el tiempo buscando donde no las vamos a encontrar?

alimeda dijo...

Pues creo que tienes toda la razón. A veces el simple objetivo de encontrar algo nos impide poder ver más allà y por eso mismo no lo "descubrimos". Un besazo!!!

Hiroshige dijo...

Es curioso, pero pasa con casi todo. Cuanto más buscas algo, más difícil te resulta encontrarlo y cuando de repente dejas de buscarlo, ahí está :-)