miércoles, 8 de octubre de 2008

¡Y no hay más que decir!

No me gusta guardar secretos, menos los míos, los de otros me da igual, de hecho no suelo contar las cosas que me dicen que no cuente, entre otras cosas porque me vale discutirlas (en el sentido de conversarlas) con quién me las cuenta, de hecho, normalmente si me dicen dile nosequé a X, normalmente tengo que ver a X n-1 veces para que me acuerde de decirle lo que fuera.
Total, que aquí estoy, entre expectante, y haciéndome la interesante para no terminar de contar la noticia que ES pero puede no ser si hay muy mala suerte (que hay a quién le pasa). Y entre no queriendo contar lo que PUEDE SER, porque, claro, no hay nada seguro, aunque tu mejor amiga, y representante de Dios en la tierra, y tuyo en cualquier relación pública te diga que "¡Chachi que sí!".
Vamos, que por lo pronto lo único que puedo contar sin desvelar misterio alguno es:a) que este fin de semana TAMPOCO he hecho la compra.b) que tengo un hambre que no veo.c) que tengo un sueño que no veo.d) que tengo 0 ganas de currar.e) que quiero ver tele hasta reventar.f) que el próximo fin de semana tengo que ir a esquilarme (no, no es depilación, es esquileo)g) que para ser una lista tan larga es pelín patética.

2 comentarios:

alimeda dijo...

Bueno, pues ya verás como sí que ES. Aunque es verdad que hasta que no tienes el sí definitivo de lo que sea da como miedo aceptarlo, no? muchos besotes y verás como SI

Pilar dijo...

Chica, me dejas presa de la intriga y el come come. Ya nos contarás, o no :)