domingo, 23 de noviembre de 2008

Trabajo de Domingo

Llevo ya casi un año viviendo con las chicas y nunca os he hablado de I e Y, pues son fantásticas. I, que aunque intenta disimularlo es una curranta, y está dedicando sus fines de semana desde hace unos meses a catalogar los títulos de su biblioteca, caundo me lo cuenta tentada me siento de ponerme a ello, pero mis volúmenes siguen en la que anteriormente es mi casa, y sigue siendo porque pago la hipoteca, pero no vivo allí...

Hace unos días caí en la cuenta que tengo proyectos tejeriles que quiero terminar, otros que quiero empezar, otros que he de deshacer, y un montón de ovillos y revistas y urls esperando que les dedique mi desperdiciado tiempo, así que éste es mi Trabajo de Domingo, catalogar mi arsenal tejeril, así evitaré ¡Espero! las compras compulsivas, y terminaré esas últimas 20 o 50 vueltas que le quedan a un montón de proyectos, y de una vez organizaré este caos.

Os tendré informad@s.

Por cierto, estoy muuuy contenta, porque es posible que haya blog-retonno, no voy a decir más, pero cruzaré mis dedos.

Editado para añadir fotos

Alijo 1/2



Alijo 2/2

6 comentarios:

fifilota dijo...

¡¡¡Que pedaso de alijo!!! ¡¡¡Ya nos contarás qué tal te va...!!!

Alex dijo...

Uhmmm, me daba yo unos revolcones en esa cama, jur, jur!!

alimeda dijo...

Ualaaaa! que pedazo alijo!! La verdad es que compartir piso es toda una experiencia en la que se aprenden muchas cosas y se vive todo de manera diferente. Disfrutalo!!

Steloide dijo...

Fifilota--> Que cansao es esto de catalogar hija... sólo lo hice con las agujas y 5 variedades de lanas...

Alex--> ¿Es lujuria lo que detecto?

Ali--> HOLAAAAA!!!! Fíjete, hasta que no vi que si no amontonaba calidades no entraban en la cama no de dçi cuenta de la extensión del alijo. Compartir piso tiene todo ventajas, al menos así lo vemos nosotras que hemos encajado fetén, ahora no me iría sola ¡ni muerta!

vitalidad dijo...

Qué barbaridad qué de lanas, yo no sabría qué hacer con ellas. Enhorabuena por tus compis de casa, siempre en sintonía he escrito un post sobre los compañeros de mi hija en Barcelona, antes de leer el tuyo.

anita dijo...

¡¡vaya vaya!1 ¿por donde empezar?