lunes, 29 de diciembre de 2008

El incremento patrimonial de diciembre


Dejando aparte los encargos que he recibido del gordo colorao, y de sus majestades, que no pueden ser fotografiados por razones obvias, adjunto mi incremento patrimonial de este mes, regalos y adquisiciones juntos.

Empecé el mes, o terminé noviembre, no recuerdo, comprándo el nórdico y funda de corazones y otra de números, es genial, si lo sé lo compro hace años.
De base a todo lo demás se ve la mantita calentita calentita que me ha tejido mi madre en sus interminables horas de hospital.
La bata azul es de mi hermana, nunca usé bata, ahora es parte de mi nuevo yo.
Acompaña, de parte del cuñaaaao, el cojín de Cálico Electrónico, ¡Se sale! no veas que bien para los riñones ahora que vuelvo a empuñar las agujas.
En una visita a La casa del Libro me hice con "El club de los viernes", que ha sido debidamente devorado, y Firmin, que lleva el mismo camino.
En Nochebuena me regalé "El Hobbit", con mediación inestimable. Al fin vuelve a mis manos mi tessoro, posa en él mi guarda páginas Dumbledore.
Sobre el cojín mi más reciente adquisición, un collar a juego con mis pendientes favoritos, sólo lo he conseguido con 2 años de diferencia, voy mejorando.
Y en el centro, el incremento patrimonial más valioso, la gorra de mi abuelo.
¿Es o no es un patrimonio para envidiar?

Más fotos en flickr.

2 comentarios:

fifilota dijo...

oye, pues no está nada mal...

Alex dijo...

uy, pues aunque suene viejunil... a mí me encanta usar bata, jejeje. Unos regalos estupendos, el club de los viernes está en mi lista a los Reyes Magos!