jueves, 3 de diciembre de 2009

Que cuente cosas me pedís, y cosas voy a contar...


¿Qué ha pasado desde marzo?

En Abril que viajé a Londinium, todo el tiempo sintiéndome Asterix y a ratos Obelix, no, no me comí ningún jabalí, pero es que los británicos deben de estar locos...

Compartí viaje con las "London Girls" otras tres locas de la colina, que llamo amigas, aunque discutamos, y discutimos mucho en ese viaje ¿eh? jeje. Sin duda uno de los mejores viajes de mi vida, con un montón de recuerdos que no se han quedado en las calles londinenses, sino que se han venido a casa conmigo, y conmigo se quedan, y cuando a London, a gastar las 12 Libras que me restan, podré contar a mi acompañante, puesto aún no adjudicado.

Quienes me conocen no se sentirán impresionados si cuento que, encontrar el Matrimonio Arnolfini, temporalmente al lado de la caferería de la National (que ya hay que tener cuajo) supuso para mí tal emoción que me puse a llorar, allí, delante del desposorio... Una emoción casi tan tan grande como la de encontrar ¡al fin! un vaso de pinta chulo para traer de regalo, junto con una jarrita.

De mayo a octubre la tónica ha sido quedar, salir, ir, venir, llamar, ser llamada, esperar, hacer esperar, desear, hacer desear... ¡Lo he pasado en grande! Si contara lo que hay, todos me diríais que estoy manteniendo una relación, incluso una buena relación, pero la realidad es que no. No que no quiera, que quiero, ¡claro que quiero! es más bien un ahora no. El ahora no, lo ha dicho él, pero no ha dado paso atrás, ni mucho menos; pero si lo pienso fríamente ¿Qué hago yo ahora con un novio? De hecho, ni siquiera me gustaría darle ése apelativo, él es él, un ente completo y definido en sí mismo que no precisa de definirse en función de su relación conmigo. Él me ha hecho ver que yo soy yo, sin necesidad de definirme con otra persona. ¿Soltericos para siempre? Pues puede.

Leía hace un rato a Violeta que decía que le estaban cumpliendo todos los sueños, yo tenía uno, desde que consigo recordar cuando pensaba en la persona con la que me gustaría compartir mi vida, y era que me conociese tan bien que supiera lo que pienso, por tonto que sea, pues bien, pasa, y a mí me pasa con él. ¿Cómo se puede conocer tanto a alguien que se conoce tan poco? ¿Cómo se pueden contraer compromisos que avergüenza incumplir, pero se confiesa, sin que haya obligaciones ni sancioes? ¿Cómo puede ser que por más que 2 intenten alejarse, vuelvan y vuelvan y vuelvan a volver?
Octubre ha sido el mes de remozar la casa nueva, y la vida, y de volver a la uni, y de que me roben el bolso, y de las promociones laborales, y de los mensajes preciosos de cumpleaños y de viajar a Milán, de echarme la siesta en el tejado del Duomo. De que me tendiera la mano y su hombro para llorar si lo necesitaba, y me dejase usar el resto para reír a conveniencia.
Noviembre, ha sido el mes más corto, el de buscar cómo y cuándo, el de hablar cada día, el de darnos cuenta de cosas, el de recordarnos que no hace un año, no, un año no. El del inicio del progreso profesional, el de los viajes a Lusitania, el de las confesiones, el de las cosas escogidas, el de las miradas intensas.
Y Diciembre empieza con gastritis... en el día 4 las cosas no mejoran... ¡Les estoy pagando los estudios a los hijos del sr Aquarius!

4 comentarios:

alimeda dijo...

Uola!!! Que meses más intensos!!! Me alegro mucho de que disfrutes de todo, con todo y no te comas la cabeza!!! Las cosas pasan y a disfrutarlas!!!!
Enhorabuena!!!

Alex dijo...

Eso! QUé de cosas! Me alegro de que estés bien, contenta y sin prisas ni agobios! Y cuidate mucho esa gastritis!!

Mrs. Knook dijo...

Ays como te entiendo lo del cuadro, yo tuve que contenerme para no ponerme a llorar viendo las Nympheas de Monet en el Orangerie de Paris!
Me alegro de que todo te vaya bien y cuídate!! ;)

violetazul dijo...

Tal vez hayas encontrado otra relación, que aún no está definida por ninguna palabra en el diccionario de la lengua, toda será buscar alguna..
Lo más importante que tú te sientas bien.. a pesar de esa gastritis!
Besos